Pregoneros

del siglo XXI

  • Radio

  • Autores

  • La verdad y la solidaridad son dos elementos claves que permiten a los profesionales de los medios de comunicación convertirse en promotores de la paz
  • Recibe nuestras publicaciones en tu bandeja de entrada.

    Únete a otros 8 seguidores

  • PROMOTORES DE LA PAZ
    Promotores de la paz

  • Get Published Blogs - BlogCatalog Blog Directory

    Bloguzz

    Add to Google

    segundamano
    Coches de ocasion y de segunda mano
    http://cochesegundamano.doodoa.com

  • ESTADÍSTICAS

    • 55,427 Visitas
  • Países que nos visitan

    free counters

    AAPABSP9XAX7

DIOS, LA ÚLTIMA INSTANCIA

Posted by Admin en 2 febrero, 2011

Dejar en manos de la justicia divina significa ya no hacer nada, atenerse a la buena suerte, a esperar milagros…

Cuando se vive en zona roja, campo de guerra delincuencial, ausencia del Estado, tierra de nadie, y se es pobre y desamparado, el encomendarse a Dios cada día es la única forma de sobrellevar la vida para que el miedo y la desesperación no terminen por aniquilarlo a uno. Cuando ya no se confía ni se espera nada positivo de las llamadas autoridades de seguridad ni del respectivo municipio, porque están ausentes, son insuficientes o incapaces, Dios viene a sustituir esa carencia crónica de mando y legalidad, al menos en el ámbito de fe y esperanza de las personas. Si el propio Creador permite tantas barbaridades y desgracias, quien más puede amparar a sus hijos?

Que espera usted de las autorida­des, de los fiscales y jueces para que se haga justicia?, se pregunta a una madre a quien asesinaron a su hijo estudiante y menor de edad. Pues, ahí solo Dios, es el único que puede hacer algo… Cuando todas las puertas se cierran, se acaban los caminos y parece que no amanecerá nunca.

 ¿Quién no recurre a la imagen o al sentimiento de Dios en momentos de abatimiento, impotencia y resignación?

Pero casi siempre esperar que Dios intervenga equivale a conformarse, a delegar en un supuesto poder superior, a que la justicia divina se cumpla en la eternidad, pues en la mayoría de los casos llega tarde, cuando llega, y cada ‘ quien la interpreta a su manera. Dejar en manos de la justicia divina significa ya no hacer nada, atenerse a la buena suerte, a esperar milagros… Lo cual les parece muy conveniente a los criminales, quienes son ateos virtuales o funcionales, porque la actitud resignada de sus víctimas les deja todavía mas camino libre para sus fechorías. Para ellos la vida termina en la morgue o en el asfalto, no en un más allá donde se pagan caro los pecados mortales.

Si a Dios lo tienen indiferente las guerras, los genocidios, las catástrofes, las grandes hambrunas, el cambio climático, ¿como habría de ocuparse en una muerte violenta más, o cien o mil?

René Leiva. Nuestro Diario. 01 de febrero de 2,011.

4 comentarios to “DIOS, LA ÚLTIMA INSTANCIA”

  1. Sonia Armas said

    Asi van muriendo: De diarrea , de una inundación, de la maldita pobreza. Por eso hay que tener muchos hijos , para que alguno sobreviva. Porque muchos van a morir. Es lo normal “Quizá ya les tocaba”, dice después de la muerte de dos de sus hijos, el pobre Segundo Siliezar. Pobre. Ese es su título, como el de otros es licenciado , doctor, ingeniero. Solo que al pobre Segundo Siliezar se le murieron … dos hijos, por no tener comida.
    Aquellos que tienen los medios económicos, políticos y sociales para que esto deje de suceder, están obligados a hacer algo. O a perder sus derechos por no saber ponerlos en función de los más necesitados. No es aceptable perpetuar un régimen de beneficios para los que menos necesitan , mientras el Estado es incapáz de evitar que mueran los niños del pobre Segundo Siliezar. No es aceptable que nos sigamos llamando una sociedad si los más priviliegiados no están dispuestos a ayudar a los más desprotegidos.. Carlos Dada (Maldita Pobreza)

  2. breithner said

    Definitivamente la violencia esta por doquier, hace falta que Dios entre en los corazones de las personas. Otra cosa la maldad de los malos llega hasta donde las personas buenas lo permitimos, mientras tanto yo defendere a los mios sea como sea y de lo que sea siempre de la mano de Dios, no tenemos que esperar nada de nadie.

  3. Nancy said

    No es que Dios sea indiferente a lo que pasa, pues somos sus hijos y nos ama mucho. Pero el es tan respetuoso de nosotros que no entra a la fuerza a nuestro corazón y unicamente actua cuando nosotros le damos permiso y lo dejamos entrar en nuestro corazón. Con respecto a la violencia en nuestro país puedo decir que las autoridades no quieren hacer nada al respecto, pues no toman medidas preventivas ni vigilancia, unicamente actuan cuando los crimenes ya fueron consumados.

    • Admin said

      Muy acertado su comentario Nancy, seguro que nosotros no estamos haciendo lo nuestro y mucho menos las autoridades, que son quienes tienen el poder. No dudo en la capacidad de las autoridades para aplacar ese flagelo que nos azota a diario, pero pareciera que falta voluntad. Que Dios nos ayude y nos ilumine para tomar decisiones inteligentes y no ser víctimas de la delincuencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: