Pregoneros

del siglo XXI

  • Radio

  • Autores

  • La verdad y la solidaridad son dos elementos claves que permiten a los profesionales de los medios de comunicación convertirse en promotores de la paz
  • Recibe nuestras publicaciones en tu bandeja de entrada.

    Únete a otros 8 seguidores

  • PROMOTORES DE LA PAZ
    Promotores de la paz

  • Get Published Blogs - BlogCatalog Blog Directory

    Bloguzz

    Add to Google

    segundamano
    Coches de ocasion y de segunda mano
    http://cochesegundamano.doodoa.com

  • ESTADÍSTICAS

    • 55,427 Visitas
  • Países que nos visitan

    free counters

    AAPABSP9XAX7

EL DÍA QUE PERDIMOS LA CALIDAD

Posted by Admin en 25 mayo, 2011

Like this at Facebook

Hay muchos antecedentes sobre nuestra situación política, económica y social que nos sirven para “no repetir la historia”, aunque pareciera que estamos condenados a repetirla, por el simple hecho que no conocemos esos antecedentes. Esto pues es un simple análisis, basado en la famosa frase “El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”.

A continuación les relataré la historia que fue contada por mi padre y que a la vez a él se la contó mi abuelo. Los nombres usados en la historia son ficticios y cualquier parecido a la realidad es… si, usted lo pensó bien… pura coincidencia.

Eran los años 70´s en nuestro país, unos vacacionistas norteamericanos visitaron los lugares turísticos y de camino hacia Puerto Barrios, a la orilla de la carretera a un gringo le llamó la atención unas fábricas artesanales y decidieron bajar a comprar algún “souvernir”. Entre ellos estaba John Webs. Le llamó la atención una fábrica de camas al estilo chapín. Entró con mucha curiosidad y lo atendió Don Genaro Ramos, el propietario y fabricante de las llamativas camas.

-Pase adelante mister. Dijo don Genaro.

Buen dia señor. Dijo el norteamericano, con tono inglés. (Pregunto, ¿porqué la mayoría de visitantes anglosajones pueden hablar español?)

-En que le podemos servir.

-A mi llamar mucho la atención sus camas. Le respondió el gringo.

-Si, son chulos estos catres (camas guatemaltecas artesanales) mister.

Cuando don Genaro respondía esto, pensaba: No creo que quiera comprar catres este gringo porque no podría llevárselo y nunca un gringo me ha comprado una.

Mientras charlaban el gringo curioseaba y palpaba la madera, se fijaba en las uniones de los catres, se fijaba en el tallado, en fin, en todos los detalles. Y con cara de asombro le dice:

-¿Usted hacer esto con la mano?

-Asi es mister, son hechas a mano, es un trabajo de su servidor y los patojos que mira allí.

-¡Great!. ¿Cuánto durar esta cama?.

-Ah pues depende el uso mister. Respondió con risa pícara don Genaro. Tengo unos amigos que casi tienen 10 años de tener el mismo catre.

-Ten years. ¡Amazing!. Dijo el gringo. Yo querer dar un consejo para que usted vender mucho y hacerse rico.
Don Genaro se vió interesado e invitó a sentarse a John.

Yo ver que sus camas están perfectas, a mi gustar su forma, la madera, sus cosas bonitas que tener en la cabecera, ser muy fuertes.

-Ah si mister, yo me preocupo por usar los mejores materiales, el mejor pegamento, hasta he llegado a hacer los catres como al cliente le gusta.

-This is the problem.

-¿Eh?

-El problema es eso. Usted vender camas y dedicar mucho tiempo para hacerlas, gastar mucho tiempo, materiales y vender poco. Yo aconsejo a usted que reducir el tiempo de entregar de una cama, usar menos tiempo, no dedicar mucho tiempo a los adornos, no echar pegamento del bueno, usar uniones mas sencillas. Con esto usted reducir el precio de la cama a la mitad y vender mas.

-Ah pero si hago eso las camas no van a ser tan resistentes. Al menos aguantarían unos dos años.

-Ese es el point. Usted vender otra cama al mismo cliente entre dos años y así con muchos clientes más.
Don Genaro se quedó callado y dijo: Puchica, este gringo tiene razón.

-Yo querer llevar una cama de esas, pero I need que usted desarmar y yo llevarla en partes.

-Ah está bien, yo se la desarmo, hasta le voy a hacer un su descuentito por haberme dado ideas de negocios.

-Oh thank you.

Don Genaro y sus ayudantes prepararon el paquete de piezas de la cama en menos de 10 minutos e improvisaron una caja de carton y se la vendieron al gringo en 50 quetzales, en ese entonces la moneda quetzal estaba al tipo de cambio de 1 quetzal por 1 dólar, (increíble pero cierto). Al tipo de cambio de la actualidad serían como 6.50 dólares.

Ahora les cuento a ustedes, John Webs era un empresario estadounidense que se dedicaba a la fabricación de artículos para el hogar incluyendo camas, sí camas personalizadas, y estaba en un proyecto de implementar el servicio de entrega en Estados Unidos y Latinoamerica de una forma más barata, enviando los productos en piezas, armables en casa y asi reducir sus costos. Un proyecto similar a IKEA.

El estadounidense estaba interesado en la elaboración de camas, con características tradicionales y que llegaran al gusto de los latinos y utilizando los mejores materiales y hacerlas duraderas.

Con esto era seguro que el gringo aprovechó la ingenuidad de don Genaro; porque las piezas de la cama de Don Genaro fueron el prototipo para las camas de John. Don Genaro siguió el consejo del gringo y muchos supieron lo que el gringo le había dicho sobre esa estrategia de negocio, la que se propagó hacia otros comerciantes, de ahí es que muchos aún siguen haciendo productos y servicios “a medias”. El negocio de Don Genaro no prosperó. Hasta el día de hoy se desconoce que hace don Genaro y John Webs fue un empresario de “éxito” en Estados Unidos con su venta de muebles armables, incluyendo las camas de alta calidad y duraderas.

La historia se sigue repitiendo. Pero aún podemos retomar la calidad.
Like this at Facebook

4 comentarios to “EL DÍA QUE PERDIMOS LA CALIDAD”

  1. INGRID said

    Como siempre hay gente envidiosa que no le gusta que otras se superen, pobrecito don Genaro el por su humildad bien se lo hecho a la bolsa el gringo, hay una frase no se si encaja con el tema es de Aristóteles y dice: Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes. Bonito artículo, una ovación de pie..😉

  2. Flor de Maria said

    Lo malo de todo esto… es que se está desperdiciando el talento/capacidades con las que cuentan las personas de nuestra Guate! y dejandose llevar siempre, creyendo que otros saben mas que uno! Guate sigue dormida o mejor dicho, seguimos dormidos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: