Pregoneros

del siglo XXI

  • Radio

  • Autores

  • La verdad y la solidaridad son dos elementos claves que permiten a los profesionales de los medios de comunicación convertirse en promotores de la paz
  • Recibe nuestras publicaciones en tu bandeja de entrada.

    Únete a otros 8 seguidores

  • PROMOTORES DE LA PAZ
    Promotores de la paz

  • Get Published Blogs - BlogCatalog Blog Directory

    Bloguzz

    Add to Google

    segundamano
    Coches de ocasion y de segunda mano
    http://cochesegundamano.doodoa.com

  • ESTADÍSTICAS

    • 55,427 Visitas
  • Países que nos visitan

    free counters

    AAPABSP9XAX7

CAPACITADO PARA CASARSE

Posted by Admin en 13 febrero, 2013

Imagen¿Está usted capacitado para casarse? En otras palabras, ¿es usted digno de ser un esposo o una esposa?.

Deseo que considere esa pregunta desde una perspectiva bíblica, porque los matrimonios actuales enfrentan muchos problemas. Y desafortunadamente las estrategias para el matrimonio ofrecidas por la sabiduría mundana, sólo empeoran el problema.

Hace algunos años ocurrió un evento en un pueblo norteamericano que ilustra la necedad de construir sobre un mal cimiento, que es lo que actualmente muchos “expertos en el matrimonio” hacen.

El pueblo tenía un enorme basurero. Cuando el basurero estuvo repleto, un constructor compró el basurero, lo cubrió con tierra y lo aplanó todo compactamente a nivel del suelo. Luego construyó una nueva urbanización sobre lo que fue el basurero. La urbanización tenía hermosas casas, amplias calles y árboles.

Muchas familias compraron las casas, y esa urbanización fue un verdadero éxito. Nadie podía decir que ese vecindario estaba construido sobre un cimiento de basura. Por lo menos por algún tiempo.

Con todo, después de algunos años, el subsuelo comenzó a ceder. La basura no pudo soportar la presión. Las calles comenzaron a partirse. Las esquinas de las casas comenzaron a hundirse. Los techos se desnivelaron. Las paredes se llenaron de grietas, y poco tiempo después, los habitantes se mudaron. Esa urbanización fue abandonada, olvidada y desvalorizada.

Los ancianos del pueblo, que habían observado todo este proceso desde el comienzo, simplemente meneaban sus cabezas. Sabían lo que había sucedido. Las casas fueron construidas sobre un cimiento de basura. No en vano no duraron.

Algo parecido está sucediendo con las familias. Los hogares se están derrumbando bajo el peso de las presiones de la vida. Y cuando eso sucede, es mejor que examinemos los cimientos.

EXPOSICIÓN

“Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la Palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa. Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza. Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo” (1 Pedro 3:1-7).

¡Qué maravilloso es este pasaje! Me alegro que Pedro utilizara a Sara y Abraham como ilustración. Porque si alguna vez hubo una pareja con una buena excusa para divorciarse, fue precisamente esta pareja.

LA IMPORTANCIA DEL COMPROMISO

Sara y Abraham no fueron una pareja perfecta. Abraham y Agar, la esclava de Sara, tuvieron una relación sexual de la cual nació Ismael. Más tarde hubo tremendo problemas entre Isaac e Ismael.

Sus vidas fueron continuamente interrumpidas porque tenían que trasladarse de un lugar a otro. Abraham nunca sentó raíces. La familia vivía en una carpa. Esta clase de interrupciones puede causar toda clase de problemas sicológicos.

Abraham fue muy descuidado con la verdad, y fue extremadamente desconsiderado con su esposa. Dijo medias verdades acerca de su mujer, que en realidad fueron completas mentiras. Sin embargo, permanecieron juntos por muchos, muchos años, de su juventud a la media edad (que tal vez es la edad más difícil de sobrevivir) hasta la vejez.

Sara y Abraham sobrevivieron todo porque habían aprendido algunos principios dados por Dios y otros de sus propias experiencias. Uno de esos principios básicos fue el COMPROMISO.

Las personas que se divorcian y las que permanecen juntas, por lo general tienen los mimos problemas. La diferencia no está en los problemas. La diferencia está en el COMPROMISO. No es el amor lo que sostiene el matrimonio. Es el COMPROMISO hacia el matrimonio lo que sostiene al amor.1/

1/Por el Dr. y pastor Adrián Rogers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: